Av. 8 de octubre 2335

Montevideo

TEL: (598) 2402 7777

MENSAJES DEL CIELO

ENCIENDE LA LUZ

INTRODUCCIÓN

“No me asusta la maldad de los malos, me aterroriza la indiferencia de los buenos”, dice una frase que algunos atribuyen a Mahatma Gandhi y otros a Martin Luther King. La inoperancia de los que saben el bien, es peor que la maldad de los malos. La oscuridad puede ser muy densa, pero enciendes un fósforo y las tinieblas se disipan; por lo tanto, la luz que somos nosotros, no puede quedar oculta. Jesús dijo: “Vosotros sois la luz del mundo; una ciudad asentada sobre un monte no se puede esconder. Ni se enciende una luz y se pone debajo de un almud, sino sobre el candelero, y alumbra a todos los que están en casa. Así alumbre vuestra luz delante de los hombres, para que vean vuestras buenas obras, y glorifiquen a vuestro Padre que está en los cielos”.

Los que prefieren no tener problemas, los que se callan y no hablan la palabra de Dios, están escondiendo la luz, y la ira de Dios vendrá sobre ellos ya que hay muchos que están en contra de la luz porque no han conocido la luz. Aunque hay quienes han conocido la luz y no quieren problemas, conocen el evangelio pero no quieren pasar vergüenza o ser contradichos. Pero yo te digo que Dios te va a juzgar, por lo que es preferible ser enemigo de la luz y no ser amigo de la luz y callarse. ¡Hazte cargo!

Un líder de la iglesia al que le he reclamado que no se acerca a mí y no quiere hablar conmigo y es muy huidizo, me dijo que le sucede así con mucha gente y agrega: “Yo me crié con un padrastro muy malo, que me golpeaba”. Este hombre sufrió mucho hasta que se fue de la casa, aunque se involucró en la droga; ahora que está en la iglesia se le ve muy bien pero le cuesta acercarse a mí o a alguna otra autoridad. Me contó que su padrastro tiene cáncer y está muriendo, y no se animaba a ir a verlo porque no lo podía enfrentar por todo el dolor que le ha causado, y estoy hablando de un líder de la iglesia. Yo le dije que si ese hombre moría se iba al infierno pero que él, su hijastro, sería el responsable. ¿A quién iba a usar Dios para salvarlo y para llevarle la luz? Le aseguré que si el hombre se moría y se iba al infierno, Dios lo haría culpable a él. Ahora, si le lleva el evangelio y su padrastro lo rechaza se iría al infierno por voluntad propia pero él sería salvo de la ira de Dios. Si este líder no le predica a su padrastro con la excusa de que está muy dolido por todo lo que lo hizo sufrir y el hombre se va al infierno, entonces la culpa sería sobre su cabeza. Piensa en esos parientes que no puedes ni ver. Tal vez no sabías esto, pero a partir de ahora eres responsable de predicarles el evangelio.

LA IGLESIA: COLUMNA Y BALUARTE DE LA VERDAD

Leemos en la carta del apóstol Pablo a los romanos: “Porque la ira de Dios se revela desde el cielo contra toda impiedad e injusticia de los hombres que detienen con injusticia la verdad” (Romanos 1:18). ¡La verdad no puede ser detenida! ¿Quiénes detienen la verdad? Los que se levantan contra ella y los que tienen la verdad pero no hacen nada con ella. Esos que tienen miedo o vergüenza de hablar la verdad, son los que la detienen. La Biblia señala que la iglesia es columna y baluarte de la verdad (1° Timoteo 3:15). La verdad no es del hombre; la verdad es de Dios y ha sido revelada a la iglesia. ¡En la iglesia está la verdad de Dios!

Una columna se erige verticalmente. Las columnas soportan cargas verticales y trasmiten el peso del edificio hacia el fundamento. Se calcula el peso de un edificio y se van haciendo las columnas de acuerdo a las cargas que va recibiendo; las columnas de abajo son más gruesas que las superiores porque las que están abajo cargan el peso de todos los pisos. La iglesia es columna de la verdad, o sea, soporta la verdad, lleva la carga de la verdad. En otras palabras, eres responsable de la verdad que te ha sido enseñada a través de la palabra de Dios.

También dice la Biblia que la iglesia es baluarte; vendría a ser como una trinchera, un lugar de defensa. La verdad está atrincherada en la iglesia. El mundo “no se va al bombo”, como dice el dicho popular, porque la iglesia hace presión a través de la verdad.

“Porque la ira de Dios se revela desde el cielo contra toda impiedad e injusticia de los hombres que detienen con injusticia la verdad”. La ira es juicio de Dios; y se revela, o sea, se manifiesta, se da a conocer contra toda impiedad e injusticia, contra toda persona injusta e impía. Quien detiene la verdad lo hace con injusticia. Los creyentes detienen la verdad al no hablar lo que conocen, callándose la verdad. En resumen, detener la verdad es desatar la ira de Dios. Todo aquel que no expone la verdad, aquel que no la conoce, que la ignora o que detenga la verdad conociéndola, desata la ira de Dios sobre su vida.

Romanos 1:19 y 20 dice así: “porque lo que de Dios se conoce les es manifiesto, pues Dios se lo manifestó. Porque las cosas invisibles de él, su eterno poder y deidad, se hacen claramente visibles desde la creación del mundo, siendo entendidas por medio de las cosas hechas, de modo que no tienen excusa”. Lo que sabes de Dios, lo sabes a través de las cosas creadas. El Señor ha manifestado a través de la creación su gran inteligencia y sabiduría. Todo lo que la ciencia descubre, ya Dios lo pensó y lo hizo. El hombre no inventó las matemáticas; en toda la creación se manifiestan las leyes matemáticas. La física también la inventó Dios porque hizo que el planeta Tierra esté suspendido en la nada. Su gran poder y deidad se hacen claramente visibles a través de las cosas creadas. ¡Hay ciencia, sabiduría e inteligencia en cada flor, en los árboles, en las frutas, en las nubes del cielo y en los mares!

Nadie puede edificar una casa estable sobre la arena, pero Dios puede ponerle límites al mar con la arena. La creación nos habla de la grandeza de Dios, por lo tanto no hay excusas porque podemos entender la creación por medio de las cosas hechas. ¡No hay excusas! Los hombres tienen que darle la gloria a Dios y reconocerlo. No pueden decir que la vida surgió del Big Bang porque no puede salir algo bueno de una explosión. La Biblia dice que el Señor nos creó a su imagen y semejanza. Tú tienes que cuidar y honrar tu cuerpo porque los animales y las demás cosas fueron hechos conforme a su género, pero el hombre fue hecho a imagen y semejanza de Dios. Es increíble cómo el oxígeno es inhalado por la nariz y llega a los pulmones y éstos hacen un intercambio, porque allí se produce el paso de oxígeno desde el aire a la sangre y el paso de dióxido de carbono desde la sangre al aire. ¡Hay mucha sabiduría en el cuerpo humano! ¡Dios es grande, terrible y poderoso! ¡El Señor es digno de toda alabanza y de toda gloria!

¿Pero cuál es el tropiezo? Lo dice Romanos 1:21: “Pues habiendo conocido a Dios, no le glorificaron como a Dios, ni le dieron gracias, sino que se envanecieron en sus razonamientos, y su necio corazón fue entenebrecido”. No se te mueve un pelo a la hora de adorar a Dios, no levantas tus manos para alabarlo. Pídele perdón al Señor por tu falta de gratitud y tu falta de reconocimiento al que creó los cielos y la tierra.

Señala este pasaje que lo conocieron a Dios, pero no le dieron gracias ni la gloria que Él se merece, entonces, se envanecieron en sus razonamientos y su necio corazón fue entenebrecido. La consecuencia de no darle gracias a Dios y no alabar a Dios dándole la gloria, es que te envaneces en tus razonamientos. Quitas la mirada en lo que tienes que ver para fijarte en otras cosas. Dejas de admirar al Señor y a su creación y comienzas a enfocarte en otras cosas y entonces, tus razonamientos se vuelven vanos, entra oscuridad en tu corazón. Éste se oscurece y perdemos capacidad intelectual.

¿Quieres que te vaya bien en la universidad? ¡Alaba a Dios y dale la gloria! Estudia dándole gracias y glorificando al Señor, así tu intelecto funcionará bien. Si tienes problemas en tus estudios, busca a Dios, dale la gloria debida a su nombre y tus pensamientos serán afirmados; tu intelecto estará libre de contaminación, tus razonamientos serán correctos y tu corazón estará en luz.

Hay una consecuencia catastrófica cuando se oscurece el corazón ya que uno deja de entender y de discernir la verdad. Con un corazón en tinieblas no puedes partir el alma del espíritu; la palabra de Dios no obra en un corazón desagradecido, la gloria y el poder de Dios no se manifiestan en un corazón desagradecido. ¿Quieres ser más inteligente y tener luz en tu corazón? Dale gracias a Dios, alábalo y glorifica su nombre. ¡Es importante que entendamos esto! Yo trato todos los días de mi vida darle gracias a Dios por todo lo que me ha dado y tengo mayor discernimiento y lucidez porque entra la luz a mi corazón y mis pensamientos dejan de ser vanos.

La gente que no glorifica a Dios se turba y dice Romanos 1:22 y 23: “Profesando ser sabios, se hicieron necios, y cambiaron la gloria del Dios incorruptible en semejanza de imagen de hombre corruptible, de aves, de cuadrúpedos y de reptiles”. Entra la idolatría en el corazón del hombre. Muchos preguntan qué tiene de malo escuchar música secular, pero fíjate a dónde está dirigida esa música. Se idolatra el sexo, el amor que se perdió, idolatran a la mujer y al hombre. Dime dónde hay sabiduría en la música del mundo. ¡Están turbados y engañados! A una bella mujer le dicen diosa y resulta que le hacen unas preguntas en algún concurso de miss y son unas “burras” que no saben responder. ¡Esto es verdad! La vanidad es oscuridad.

LA IGNORANCIA DE LA VERDAD DESATA LA IRA DE DIOS

¿Qué hizo Dios? “Por lo cual también Dios los entregó a la inmundicia, en las concupiscencias de sus corazones, de modo que deshonraron entre sí sus propios cuerpos” (Romanos 1:24). No es que el Señor los arrojó a la inmundicia, es que esa inmundicia estaba en sus corazones. Dios los entregó a la inmundicia en la codicia o deseos de sus corazones. Cuando el corazón está en oscuridad surgen deseos en él y el hombre no está capacitado para detenerlos, se hacen tan fuertes que no los pueden frenar. Como no han querido tener en cuenta a Dios, los razonamientos se les han vuelto vanos, el corazón entró en tinieblas, y Dios entonces, los entregó a la inmundicia, en las codicias de sus corazones, de modo que deshonraron entre sí sus propios cuerpos. Esto último significa que en sus relaciones deshonraron sus propios cuerpos. Vuelvo a decirte, honra tu cuerpo porque éste fue creado a imagen y semejanza de Dios. Tu cuerpo de un vaso de barro, pero está diseñado para contener la gloria de Dios. ¡No lo ensucies! ¡No entregues tu cuerpo a deseos viles! ¡No lo uses para codicias insanas!

Continuamos leyendo en Romanos 1:25 y 26: “…ya que cambiaron la verdad de Dios por la mentira, honrando y dando culto a las criaturas antes que al Creador, el cual es bendito por los siglos. Amén. Por esto Dios los entregó a pasiones vergonzosas; pues aun sus mujeres cambiaron el uso natural por el que es contra naturaleza”.

Y aquí entramos en un tema de actualidad que es la ideología de género. Entramos en un territorio en que debemos discutir qué enseñan algunos ministros de Dios. Un joven me dijo que su patrón que es de la iglesia tal y que no viene al caso, dijo que en su iglesia se enseña que dentro del matrimonio todo vale y fuera de éste nada. ¿Cuál será el versículo bíblico en que se respaldan para declarar semejante cosa? Se enseña que si la pareja está de acuerdo, pueden hacer cualquier cosa. Perdón si te rompo los esquemas pero creo firmemente que la Biblia no dice eso. Han cambiado la verdad de Dios por la mentira, por eso Dios los entregó a pasiones vergonzosas. No todo es legal en el sexo, no todo es lícito ni bueno. Kinsey es uno de los precursores de la ideología de género y dice: “No existe en mi opinión ninguna relación sexual que se pueda considerar anormal”. ¡Cualquier relación sexual es normal para este hombre! ¡Que le vaya a enseñar a su abuela! Lo que yo te predico hoy es palabra de Dios: “…aun sus mujeres cambiaron el uso natural por el que es contra naturaleza”. No todo vale dentro del matrimonio. Dios es un Dios de diseño y de propósito. El hombre fue diseñado como tal para que cumpla el plan de Dios así también la mujer.

¿Es bueno o malo el placer sexual? El placer es bueno dentro del propósito y de los límites de Dios. El Señor creó el sexo y el placer porque le dio mandamiento al hombre y a la mujer de multiplicarse y si hubiera hecho el sexo aburrido, no se iban a multiplicar. Entonces le puso placer al asunto para que el esposo y la esposa tengan relaciones sexuales y así multiplicarse y llenar la tierra. Aunque el placer no es el propósito sino la herramienta de Dios para su propósito. Pero como toda cosa en exceso es mala, el placer es malo cuando se sale de los límites. Los tallarines son buenos pero si comes en exceso es malo. ¡Todo necesita límites! El diablo te retiene para que no hagas lo bueno y si no logra frenarte te empuja para que sigas de largo.

¿Qué surgió en el corazón del hombre? Pasiones vergonzosas. Pasión es un deseo intenso que no puedo frenar y tengo que hacer lo que hay en mi corazón; y en este caso es una pasión vergonzosa. Hay pasiones buenas, por ejemplo, tener pasión por Cristo es bueno, no puedo frenar, tengo que predicar el evangelio. El apóstol Pablo declaró: “¡Hay de mí si no predico el evangelio!” ¡Eso es pasión! Llueva o no llueva yo tengo que predicar, haya gente o no, yo tengo que hablar del amor de Dios. Pero hay pasiones vergonzosas y esas influyen de la misma manera al ser humano; es un deseo muy fuerte por el cual yo estoy dispuesto a pagar un precio. Pasión es estar dispuesto a padecer y pagar un precio con tal de satisfacer ese deseo engañoso.

Hay hombres que saben que van a perder su familia pero no pueden frenarse. Las pasiones vergonzosas llevaron a las mujeres a cambiar el uso natural de la mujer por el que es contra naturaleza, o sea que hay un uso sexual en la relación de la mujer que es bueno y correcto y hay uno que es malo. Según Kinsey, “No existe en mi opinión ninguna relación sexual que se pueda considerar anormal”. Así que según él se puede tener relaciones con animales, con niños, hombres con hombres y mujeres con mujeres. Ese es el pensamiento de la ideología de género, pero la Biblia dice que hay un uso que es contra naturaleza. Las mujeres no pueden tener hijos por la nariz, tampoco por la oreja, ni por ningún otro lado que no sea el canal de parto. Pero hay personas que tienen pasiones vergonzosas y quieren satisfacer sus placeres sexuales por donde sea y mucho mejor si es desenfrenado. Prueban una y otra cosa y después no saben cómo satisfacer esa fiebre sexual. Hay un ochenta o noventa por ciento de pervertidos sexuales que violan niños, mujeres y hombres; también hay madres que violan a sus hijos y tías que abusan de sus sobrinos entre otras tantas aberraciones. Esos deseos vergonzosos surgen porque no han tenido en cuenta a Dios, no le han dado gracias ni la gloria que Él merece. “Pues habiendo conocido a Dios, no le glorificaron como a Dios, ni le dieron gracias, sino que se envanecieron en sus razonamientos, y su necio corazón fue entenebrecido”.

No conocen la verdad o han hecho caso omiso de ésta y desatan la ira de Dios que se revela desde el cielo contra toda impiedad e injusticia de los hombres que detienen con injusticia la verdad. Dios ha pensado en el sexo, en la relación sexual natural y el hombre ha pensado en la relación sexual contra naturaleza, mas el Señor está en contra de esto. El ochenta por ciento de los violadores y pervertidos sexuales que ceden ante pasiones vergonzosas consumen pornografía. Aún hay cristianos que consumen pornografía. Hemos descubierto varios casos de gente que ha usado las computadoras de la iglesia para ver pornografía. Se alimentan de basura y por lo tanto van a producir basura. Padres, no se sientan orgullosos de tener un televisor en cada dormitorio porque sus hijos se encierran a ver cosas que no convienen y ustedes no lo saben. Después se preguntan por qué sus hijos reaccionan de determinada manera…

Hace unos años atrás, me fui a descansar a la casa unos líderes de un hogar de Beraca y cuando vi el panorama los rezongué. Encontré que sus hijas, cada una tenía su dormitorio, y estaban encerradas mirando telenovelas. Ellos estaban salvando almas ayudando a chicos y chicas problemáticos mientras sus hijas se estaban perdiendo. El padre, para servir tranquilo les dejaba el televisor en el dormitorio para que ellas se distrajeran. Pero no pasó mucho tiempo que la hija mayor se escapó por la ventana de su cuarto y se fugó con un muchacho. Luego, al tiempo, la hija menor también se escapó, y volvieron, cada una, casadas y con hijos. Los sueños de que sus hijas sean siervas de Dios quedaron en la nada porque permitieron que fueran alimentadas con programas que las llevaron a seguir sus pasiones vergonzosas. ¿Qué hay de bueno en una novela? Es puro engaño, venganza, seducción, etc.

“Por lo cual también Dios los entregó a la inmundicia, en las concupiscencias de sus corazones, de modo que deshonraron entre sí sus propios cuerpos, ya que cambiaron la verdad de Dios por la mentira, honrando y dando culto a las criaturas antes que al Creador, el cual es bendito por los siglos. Amén. Por esto Dios los entregó a pasiones vergonzosas; pues aun sus mujeres cambiaron el uso natural por el que es contra naturaleza”. Esto me sugiere que no todo es válido en el matrimonio y yo le creo a la palabra de Dios antes que a las enseñanzas de los pastores que dicen que todo es válido en el matrimonio. No hace falta explicar que algunos órganos del cuerpo tienen esfínteres con una función específica.

Romanos 1:27 dice: “De igual modo también los hombres, dejando el uso natural de la mujer, se encendieron en su lascivia unos con otros, cometiendo hechos vergonzosos hombres con hombres, y recibiendo en sí mismos la retribución debida a su extravío”. La lascivia desea beneficiarse a expensas de otros. Uso a una mujer o a un hombre para satisfacer mis deseos por medio del engaño. Por ejemplo, mujeres que hacen trabajos de brujería para atar a un hombre y ese hombre viene como idiota…

“Y como ellos no aprobaron tener en cuenta a Dios, Dios los entregó a una mente reprobada, para hacer cosas que no convienen” (Romanos 1:28). Un empresario que ha logrado levantar una gran empresa, por años le ha costado mucho esfuerzo, y por causa de su mente tan reprobada termina destruyendo su familia, entregándole sus bienes a su secretaria. ¡Termina perdiendo todo! El corazón queda en oscuridad porque no aprobaron tener en cuenta a Dios. ¿Qué es esto de no aprobar tener en cuenta a Dios? Es darle gracias y la gloria debida a su nombre; es no olvidar ninguno de sus beneficios, así como decía el salmista: “Bendice, alma mía, a Jehová, y bendiga todo mi ser su santo nombre. Bendice, alma mía, a Jehová, y no olvides ninguno de sus beneficios. Él es quien perdona todas tus iniquidades, el que sana todas tus dolencias; el que rescata del hoyo tu vida, el que te corona de favores y misericordias. El que sacia de bien tu boca…” (Salmo 103: 1 al 5)

David no se permitía olvidarse de ninguno de los beneficios que Dios le brindaba y daba gracias al Señor por todo. Pero algunos no quisieron tener en cuenta a Dios; David sí, lo tenía en cuenta siempre y disfrutaba de la obra maravillosa de Dios. Imagínate que Dios te alimentara en una estación de servicio como a los autos, y no todos pueden consumir más que un combustible especial. ¡Qué aburrido sería! Pero Dios ha hecho todo para que disfrutes. ¡Agradece a Dios por la comida, por tu familia, por todo!

“Como ellos no aprobaron tener en cuenta a Dios, Dios los entregó a una mente reprobada, para hacer cosas que no convienen; estando atestados de toda injusticia, fornicación, perversidad, avaricia, maldad; llenos de envidia, homicidios, contiendas, engaños y malignidades…” Y la lista es extensa, todo viene a partir de no darle la gloria a Dios.

¿Has practicado o aún practicas actividades sexuales contra naturaleza? ¿Consumes pornografía alimentando tu corazón de pasiones vergonzosas y codicias? Estas prácticas te llevan al deseo de deshonrar tu cuerpo por no darle la gloria a Dios. Yo, leyendo estas cosas, aprendí a darle gracias a Dios por mi esposa, por mis hijas, por mis yernos y nietos; agradezco a Dios por la iglesia, por los pastores y líderes, también por la familia de Cristo que me ha dado en Uruguay. ¡Doy gracias a Dios por todo y le doy la gloria! Yo no voy a permitirme tener una mente reprobada ni pensamientos perturbadores. Yo no voy a tener mi corazón en oscuridad. Yo no seré como John Money y Alfred Kinsey que proponen que los niños deben ejercer libremente su sexualidad. Según ellos, la pedofilia, el incesto, el lesbianismo, homosexualismo y la violencia no deben ser penadas. Esa es la mentalidad de las personas que lideran la filosofía de la ideología de género. Una mujer, Shulamith Firestone, señala que hay dos límites para tener relaciones sexuales con niños, uno es el consentimiento del menor, así que si logras el consentimiento del niño puedes tener relaciones sexuales con él, aunque tenga cuatro años; y el otro límite es el biológico, los órganos del niño o niña tienen que ser penetrables. ¡Eso enseña la ideología de género!

En Uruguay ya se aprobó la educación con perspectiva de género y los manuales señalan que hay que deconstruir el matrimonio y la familia tradicional porque coartan la libertad y oprimen a los niños, entonces hay que enseñarles cosas distintas a las que han conocido hasta ahora. Yo quiero formar un club de padres. ¡A mí no me van a callar! Que me hagan juicio y me metan preso; yo caminaré firme en la palabra de Dios aunque tenga que ir a la cárcel. ¿Cuántos padres valientes hay que se atrevan a enfrentar a los directores y maestros? ¡Hoy en día, la maestra es más importante que la madre! La directora de escuela que está en contra de estas enseñanzas, tiene que acatar porque el estado lo ha ordenado.

¡Pero yo sé cuáles son mis derechos! Las autoridades se tienen que someter a la Constitución Nacional. La Constitución señala que los padres tienen el deber y el derecho de criar a sus hijos y encaminarlos en su moral, en su conciencia, de acuerdo a su conciencia y a sus creencias. ¡Ese es el derecho de los padres y no del estado! El estado tiene la obligación de defender mis derechos y no imponerme enseñanzas que yo deploro. Yo no estoy para someterme al estado; éste está para defender mis derechos. ¡Yo tengo derecho de conciencia y el estado no me lo va a robar! Yo tengo derechos de libertad religiosa y de expresión. ¡El estado no me puede obligar! Es menester obedecer a Dios antes que a los hombres. ¡Defiende tus derechos! ¡Dios me asiste! ¡El Señor está conmigo! No me importa que me denuncien y me hagan juicio; yo prefiero estar bien con Dios y no con los hombres.

¡El mundo se está poniendo pesado! Me enteré de un homosexual que se le metió al auto a un pastor y le pidió dinero; el pastor se negó y el homosexual lo denunció alegando que el pastor le había pedido servicios sexuales y no le pagó. Se viene un sacudón y quien no esté firme va a caer. La gente comenzó a irse de la iglesia porque creyeron a la versión que dijo el homosexual acerca del pastor. Cuando me denunciaron por lo que dije en un programa de televisión, mucha gente se fue de la iglesia y muchos chicos se fueron de los hogares Beraca. El que esté débil va a caer. ¡Que Dios me dé fuerzas, pero yo no pienso retroceder!

CONCLUSIÓN

Tienes que pedirle perdón a Dios si es que no tienes la costumbre de ser agradecido o agradecida y no le das la gloria. Abre tu boca, agradécele y glorifícalo. Dile: “Señor, ayúdame en esta hora. No quiero tener un corazón entenebrecido ni mis pensamientos en tinieblas. No quiero tener razonamientos vanos. Líbrame en esta hora y perdóname, Señor. Yo a partir de hoy voy a ser agradecido contigo y te voy a dar toda la gloria y toda la alabanza”.

Si has cometido prácticas sexuales indebidas, contra naturaleza, y si has obligado a tu novia o esposa a tener relaciones sexuales contra naturaleza pídele perdón al Señor. Si eres mujer, pídele perdón a Dios por haber accedido a esas prácticas. Aunque tu esposo sea la cabeza del hogar y tú debas obedecerlo porque es la autoridad de Dios, yo te digo que el Señor no te obliga a obedecer al pecado. No obedezcas a tu esposo cuando te obligue a cometer actos indebidos, obedece a Dios. ¡El Señor te limpia y te libra en esta hora!

Los hombres, por causa de haber obligado a las mujeres a tener relaciones sexuales contra naturaleza o ilícitas han tenido que pagar abortos; hay mujeres que tomaron las pastillas del día después o han ido a practicarse un aborto. Pídele perdón a Dios y dile que limpie tu pecado con la sangre poderosa de Jesús. Dios hoy te hace libre de las ataduras de las inmundicias y de las pasiones vergonzosas. Tú has deshonrado tu cuerpo, pero el Señor hoy te limpia. Tus pecados son enterrados en lo profundo del mar. “No me acordaré de ellos. No te acusaré. Te bendeciré”, te dice el Señor. Yo proclamo ahora que huyen de tu vida los espíritus de lascivia y de adulterio, de homosexualismo y lesbianismo; huye el espíritu de pornografía de tu vida, en el nombre de Jesús. ¡Huyen los poderes del infierno! En el nombre bendito de Jesús, amén.

MENSAJES

MISIÓN

VIDA

PARA LAS NACIONES

Av. 8 de octubre 2335

Montevideo, Uruguay

TEL: (598) 2402 7777

email: info@misionvida.org

twitter: misionvidauy

facebook: iglesiamisionvida

Diseño: VerakaWeb