ESPÍRITU DE PITÓN

Jesucristo: Es poderoso, Rey de reyes, Señor de señores, hacedor de maravillas, libera a los cautivos, libera a los enfermos, domina los poderes del infierno y los de la naturaleza, ¡pero no lo quieren sacar en la prensa! Sin embargo, el pulpo Paul ha salido en primera plana, y ha estado en los medios de prensa más importantes. He podido escuchar en Uruguay, no en Argentina, ni Brasil, que la gente dice: “¿Jesús? ¡No se quién es!”, sin embargo muchos conocen al pulpo Paul. Este molusco cefalópodo parece que tiene que ver ahora con el deseo que tiene el mundo de acercarse a lo sobrenatural, a lo inexplicable, a encontrarle sentido o dirección a la vida en la búsqueda de lo milagroso; un pulpo con poderes de adivinación, un pulpo psíquico.

Antes de comenzar el mundial pude ver cómo algunos brujos pronosticaron algunas cosas, ¡pero me parece que ha pronosticado mejor el pulpo que ellos! ¡Me imagino a la Unión Europea tomando decisiones económicas, ayudados por el pulpo! Me los imagino poniendo dos recipientes de comida, uno que diga “vamos para la derecha” y otro que diga “vamos para la izquierda”, ¡entonces el pulpo tomará uno de los dos y les señalará donde ir! Mucha gente querrá conocer el más allá o el futuro a través del pulpo, no faltará alguna mujer que quiera saber con quién se casará y le preguntará a él; por supuesto que este pulpo es muy famoso, habrá que pagar bastante. ¡Es que ha tenido una publicidad extraordinaria! Me imagino las mujeres del mundo que querrán preguntarle si el hombre con quien están las quiere o no las quiere; en ese caso tendrán que poner tres recipientes con comida que diga me quiere mucho, poquito y nada, y el pulpo se los dirá con total certeza. ¡Mira que no se equivocó en nada, porque dijo que ganaría España y así fue!

Todo este tema del pulpo me sacudió tremendamente. ¡Cómo le han dado promoción al pulpo Paul! ¡El mundo fue impactado grandemente por él! Pero yo te voy a hablar de la Biblia, hay una profecía contra Babilonia en Isaías 47:11 al 13: 11Vendrá, pues, sobre ti mal, cuyo nacimiento no sabrás; caerá sobre ti quebrantamiento, el cual no podrás remediar; y destrucción que no sepas vendrá de repente sobre ti. 12Estate ahora en tus encantamientos y en la multitud de tus hechizos, en los cuales te fatigaste desde tu juventud; quizá podrás mejorarte, quizá te fortalecerás. 13Te has fatigado en tus muchos consejos. Comparezcan ahora y te defiendan los contempladores de los cielos, los que observan las estrellas, los que cuentan los meses, para pronosticar lo que vendrá sobre ti”.

Dios le dice a Babilonia: “Nada de lo que te han pronosticado, nada de lo que te han dicho tus agoreros, tus astrólogos sirve, porque yo te voy a aplastar. ¡Que te ayuden ahora tus agoreros! ¡Qué te ayuden ahora tus adivinos! ¡Qué te enseñen como salvarte de lo que traigo sobre ti!” En otras palabras, para Dios es cosa seria cuando alguien dice que cree en Él y confía en alguna otra cosa que no es precisamente ni Él ni su palabra. Hay otras profecías, por ejemplo, contra Egipto, esto lo encontramos en Isaías 19:3 y 4: 3Y el espíritu de Egipto se desvanecerá en medio de él, y destruiré su consejo; y preguntarán a sus imágenes, a sus hechiceros, a sus evocadores y a sus adivinos. 4Y entregaré a Egipto en manos de señor duro, y rey violento se enseñoreará de ellos, dice el Señor, Jehová de los ejércitos”. El imperio egipcio estaba fundamentado en el poder de sus ciencias ocultas y cuando Dios liberó al pueblo de Israel del yugo de los egipcios juzgó a todos sus dioses. Sus dioses son todos hechiceros, son esos dioses que invocan los brujos, los iniciados, los sacerdotes de cultos que manejan las enseñanzas del ocultismo.

En Deuteronomio 18:9 al 12 hay una advertencia de Dios contra el pueblo de Israel acerca de las prácticas de otros pueblos: 9Cuando entres a la tierra que Jehová tu Dios te da, no aprenderás a hacer según las abominaciones de aquellas naciones. 10No sea hallado en ti quien haga pasar a su hijo o a su hija por el fuego, ni quien practique adivinación, ni agorero, ni sortílego, ni hechicero, 11ni encantador, ni adivino, ni mago, ni quien consulte a los muertos.12Porque es abominación para con Jehová cualquiera que hace estas cosas, y por estas abominaciones Jehová tu Dios echa estas naciones de delante de ti”. ¡Dios echó a los cananeos de la tierra por causa de éstas prácticas que señala este pasaje bíblico!

Este suceso del pulpo es una manifestación más de adivinación. Hay muchas expresiones de adivinación y hay quienes las consideran una práctica sin mayores consecuencias; algunos quieren que les lean las líneas de las manos, esto es adivinación, otros utilizan la bola de cristal, otros leen la borra de café, también está la cartomancia. ¡No hay mucha diferencia entre el pulpo y estas prácticas! Lo triste es que para muchos esto es muy simpático, he escuchado algunos creyentes que me han dicho: “Yo le pedí a Dios pero como no me contestaba, fui a tirarme las cartas”.

 ESPÍRITUS DE ADIVINACIÓN QUIEREN APODERARSE DE TI

Una mujer miembro de nuestra iglesia que trabajó en una línea telefónica que brinda atención psíquica, un día volvió a la iglesia destruida y comenzó a relatarme todas las mentiras y engaños que tenía que decirle a la gente. A ella le habían dado las respuestas a cada una de las preguntas posibles que le haría la gente. Ésta era una cristiana evangélica, bautizada; pero eso no es todo, la mujer me dijo: “¡Usted no se imagina la cantidad de cristianos que llaman a esas líneas!”

Las palabras de Dios en Deuteronomio 18 son duras, y Dios agrega (versículo 14): “Porque estas naciones que vas a heredar, a agoreros y a adivinos oyen; mas a ti no te ha permitido esto Jehová tu Dios”. Me preocupa que a algunos cristianos les resultan simpáticas estas cosas y hasta preguntan: ¿Y qué tiene de malo?

Hay un espíritu que se mueve en todo esto que lleva a las personas a un letargo espiritual, a una asfixia y una debilidad espiritual que no solamente tiene que ver con haber participado de adivinación sino por haber dejado de escuchar la verdad. Uno tiene que mantener su oído abierto a la verdad, a la palabra de Dios, lo único que puede saciar tu alma es la verdad. Estas prácticas tienen que ver con cosas que los espíritus les dicen a las personas en los oídos, son poderes que operan por medio de palabras. Jesús dijo: “Mis palabras son espíritu y son vida”; esto significa que sus palabras vivifican, dan vida, reaniman; es como darle vitaminas al espíritu ya que debe ser alimentado y solamente se fortalece y se alimenta con la palabra de Dios. Yo me temo que hay muchos creyentes debilitados y esto es porque han dejado de oír la verdad de Dios y oyen lo que no deben. Podemos ver en la cara de algunos creyentes la debilidad que tienen, la impotencia, la falta de poder espiritual, inseguridad en la oración, les falta fuerzas para orar o para leer la Biblia, les falta fuerza para asistir a la iglesia; algunos luchan para llegar al templo y dicen: “¡Casi no vengo, lo que me costó venir!” ¡Dios te ha creado para mostrar en ti su gloria al mundo! Dios necesita creyentes que sanen enfermos, que liberen a las personas de demonios en el nombre de Jesús. Los creyentes que no manifiestan esto, están bloqueados, son creyentes que han sido atados, asfixiados, sienten que su oración no pasa del techo, no tiene poder, quieren crecer y llevan veinte años intentándolo pero no crecen; son quienes siempre están aprendiendo pero nunca llegan al conocimiento de Dios. ¡El poder del Espíritu Santo tiene que tocarte y algo nuevo tiene que suceder hoy en tu vida! ¡Si no es así es que otro espíritu te está rodeando! Dice la Biblia que el diablo anda como león rugiente tratando de devorar y hay muchos creyentes que están asfixiados con el aliento de ese seudo león, porque dice la palabra de Dios que anda como león rugiente, pero hay un solo león y es el de la tribu de Judá, ese es Jesucristo ¡Él es el verdadero león! La Biblia dice que si nos sometemos a Dios y resistimos al diablo, él huirá de nosotros. ¡No hay necesidad de que estés atado y que seas un débil espiritual! Hay una necesidad divina de que seas libre y que el poder de Dios opere sobre tu vida, así será liberado el Espíritu Santo a través de ti.

SAÚL Y LA ADIVINA DE ENDOR

1ª Samuel 28: 3 al 6 dice: 3Ya Samuel había muerto, y todo Israel lo había lamentado, y le habían sepultado en Ramá, su ciudad. Y Saúl había arrojado de la tierra a los encantadores y adivinos.4Se juntaron, pues, los filisteos, y vinieron y acamparon en Sunem; y Saúl juntó a todo Israel, y acamparon en Gilboa. 5Y cuando vio Saúl el campamento de los filisteos, tuvo miedo, y se turbó su corazón en gran manera. 6Y consultó Saúl a Jehová; pero Jehová no le respondió ni por sueños, ni por Urim, ni por profetas”.

Esta historia ejemplifica un poco lo que te quiero enseñar. Dios había desechado a Saúl; él era un creyente pero había despreciado el consejo de Dios, por lo tanto perdió su favor. Saúl buscaba a Dios y Él no le contestaba, entonces hizo lo que muchos creyentes hacen cuando Dios no les contesta. Leamos 1ª Samuel 28:7: “Entonces Saúl dijo a sus criados: Buscadme una mujer que tenga espíritu de adivinación, para que yo vaya a ella y por medio de ella pregunte. Y sus criados le respondieron: He aquí hay una mujer en Endor que tiene espíritu de adivinación”.

La adivinación no es una práctica síquica, no es poder mental sino que opera por causa de espíritus de adivinación; es una actividad espiritual pero de las tinieblas. He escuchado creyentes que me han dicho: “Si Dios no me sana a mi hijo, soy capaz de hacer cualquier cosa. Voy a cualquier lado y hago lo que sea con tal que me sanen a mi hijo”. Yo veo que en realidad no están buscando a Dios sino sólo la sanidad de su hijo, y llegan a decir cualquier cosa. ¡Tienen que renunciar a esa posibilidad de ir a los brujos y hechiceros! “¡Es que yo soy capaz de hacer cualquier cosa por mi hijo!” Ya cuando te dicen: “cualquier cosa”, con esto te señalan que Dios o el diablo es lo mismo para ellos, con tal que su hijo se sane. Dios no acepta cualquier cosa, Él no se conforma con cualquier cosa, ¡Dios es más que tu hijo, es más de lo que tú quieres, Dios es soberano y será el Señor de tu vida o no será nada!

Hay mucha gente que dice creer en Dios y se ponen una cinta colorada; si le preguntas por qué la usan, te responden: “Me han dicho que es buena contra la envidia”. ¡Estas son prácticas de espíritus malignos! Me imagino a Dios en su trono, cuidándote, ayudándote, fortaleciéndote, prosperándote y cuando viene alguien que te envidia, Dios le dice a la cintita colorada que está en otro trono al lado suyo: “¡Ayúdame porque yo con eso no puedo!” ¿Has visto con qué facilidad la gente ofende a Dios? Le dices a alguien que no se ponga la cinta colorada y te contesta: ¿Pero, qué tiene de malo si yo creo en Dios? ¡Estás ofendiendo a Dios! Ofendes a Dios cuando cuelgas a san Jorge en tu casa, cuando guardas alguna imagen en tu casa. ¿Has hecho un pacto genuino con Dios, te has vuelto a Él de todo corazón? ¿Lo has puesto a Dios en el primer y único lugar de tu existencia? Alguien me ha dicho: “Ahora que me convertí a Dios se que no puedo tener esta estampa o esta estatua, pero es una reliquia, es un recuerdo de mi tía que se murió, la voy a guardar en un cajón”. ¿Crees que con eso no ofendes a Dios? ¡¡Que te quede claro que Dios abomina esas cosas!! ¿Crees que hay un Dios que creó los cielos y la tierra? ¿Crees que Dios sustenta todas las cosas? ¿Crees que Dios va a compartir su gloria con un viejo caboclo? Saúl les dijo a sus criados: “Búsquenme una mujer pitonisa”. Así señala la versión anterior a la Reina-Valera; en esta versión actual dice: “una mujer que tenga espíritu de adivinación”, pero la versión original se refiere a una mujer que tiene el “espíritu de pitón”. No se entiende igual cuando se dice de alguien que tiene el “espíritu de pitón” como al referirse de una adivina, pero hoy se asimila como adivinación toda práctica que proviene de la serpiente pitón; éstas practicas vienen de Grecia, el dios Apolo utilizaba el espíritu de la serpiente de pitón para adivinar el futuro. La Biblia dice: “No practicarás ni lo que hacen los adivinos ni los evocadores”; los evocadores son los que invocan espíritus y los hacen descender. Esas cosas se hacen en el espiritismo, en la umbanda, en la quimbanda, en el candomblé, en el vudú… ¡En todas las prácticas hechiceras hay evocación de espíritus!

Estamos expuestos a trabajos que provienen de la brujería y la hechicería, somos atraídos a contaminarnos. ¿Cuándo? Cuando prestamos oído a lo que no debemos u oímos poco lo que verdaderamente debemos oír. ¡Bendito el que escucha la palabra de Dios, porque Él te enseña y te advierte qué es lo mejor para que te vaya bien a ti y a tu descendencia! ¡Dios quiere que le oigas! ¡Dios espera que te encante ser enseñado por Él! ¡Te bendecirá y te librará del mal!

La Biblia nos dice que, como Dios no le contestaba a Saúl ni por sueños, ni por Urim, ni por profeta, decidió consultar a una adivina. Dicho de paso, la adivinación es para el ocultismo lo que es la profecía en el reino de los cielos. Hay un paralelismo entre la profecía y el profeta y el adivino; en la historia se confundía al profeta con el vidente, se le decía vidente tanto al profeta como al hechicero. Continuando con el pasaje de 1ª Samuel 28, Saúl mandó a buscar una mujer que tuviese el espíritu de pitón. La pitón es una serpiente que envuelve a la presa y comienza a estrangularla; esta serpiente mata a su presa por asfixia, le va quitando la fuerza, el oxigeno y la iniciativa. En el mundo espiritual, el espíritu de pitón va envolviendo a la persona, sea creyente o no, solamente necesitas prestarle oído; porque en el mundo natural nos referimos a la fuerza física de la serpiente, pero en el mundo espiritual hablamos de la capacidad que tiene ésta de hablarte al oído. Podemos ver esto en la historia del Edén, la serpiente le habló a Eva, satanás solamente necesitaba que ella le prestara el oído; cuando Eva sacó su mirada del consejo de Dios, de su mandamiento y puso atención a lo que le decía la serpiente, el trabajo ya estaba hecho. Eva ya estaba debilitada en su visión, estaba ciega. En mensajes anteriores dije que Eva había sido creada por Dios, era como Él en la tierra, tenía la autoridad de Dios sobre las bestias, los peces, las aves, sobre las plantas, y viene el diablo y le dice: “Vas a ser como Dios”. Claro, Eva ya se había puesto a hablar con satanás y ya estaba cegada, ya el diablo le había cegado el entendimiento, no se acordó que Dios le había dicho: “El día que pruebes de ese fruto ciertamente morirás”, sino que vio lo que Satanás le dijo, que ese fruto el cual Dios le había dicho que no comiera, era codiciable para alcanzar sabiduría y conocimiento.

 DIOS QUIERE QUE SEAS LIBRE

El espíritu de pitón es más que un espíritu de adivinación, y se mueve en la hechicería, en la brujería y en toda clase de prácticas espirituales de maldad; tiene que ver con los encantadores, con los agoreros. ¿Has escuchado la expresión “no seas pájaro de mal agüero”? Los agoreros son los que adivinan el futuro por agüero, viendo el vuelo de algunos pájaros. ¿Pero hoy para qué necesitamos a los agoreros si tenemos al pulpo? El espíritu de pitón tiene que ver con prácticas de ocultismo que atan a las personas. Por ejemplo, atendí recientemente a una mujer que había sido atada por el odio; ella no ha podido tener una vida feliz, no ha tenido luz para saber tomar decisiones correctas, y hablando de este tema del espíritu de pitón, me contó que había acompañado a una compañera de trabajo a la “religión”, algo así como a la umbanda. Esta mujer sólo iba a acompañar a la otra, pero en una oportunidad el pae le preguntó si quería entrar y ella entró. En ese lugar le dieron a beber algo, la mujer se desmayó, cuando volvió en sí, vio que le estaban quemando las piernas y haciéndole unos pases con ruda. ¡Esta mujer estaba conmovida! Comencé a orar por ella pero los demonios se resistían. Yo le pedía al Señor que me muestre qué había detrás de todo eso, y de pronto el demonio que habla por la boca de la mujer, me dice: “¡Se va a suicidar!” Continué orando por ella pero el demonio no quería irse y repetía: “¡Se va a suicidar, es mía!” Le pregunté a la mujer qué había en su vida que tuviera que ver con la muerte, con el suicidio y me responde que su padre se había suicidado. Su padre tuvo un accidente, quedó mal y como vio que no iba a mejorar, se mató. Yo seguía echando fuera al demonio y no se iba, pero estaba sacudido, pataleaba, se enojaba, así que le dije: “¡Te veo nervioso demonio, te veo fracasado!” Y en una de esas me contesta: ¡Es mía, me fue dada cuando la violé a los cinco años!” La sacudo a la mujer y le digo: “¿Fuiste violada?” Ella me contesta que sí y se largó a llorar, y agrega: “Mi papá abusó de mi”. Cuando el padre la violó, dejó de ser autoridad y cobertura de su hija y el demonio la tomó, y desde ese momento ha tenido intentos de suicidio. ¡Desde los cinco años de edad hasta el día de hoy que tiene unos treinta años, ha estado atada! Le dije que si quería la bendición de Dios debía perdonar a su papá, aunque estuviera muerto, pero me dijo que no podía hacerlo. Entonces, ahí le hice ver cómo un espíritu de odio mantiene atada a una persona.

Sucede como con Saúl, él quería que Dios le hable, que le responda, que lo guarde, etc. pero no tenía buena relación con Dios y del mismo modo, esta mujer no tenía buena relación con Dios porque el odio, el resentimiento establece separación entre tú y Dios. Entonces, tú no puedes tener el favor de Dios si retienes el odio, ese espíritu del infierno te mantiene atado. El espíritu de pitón envuelve a las personas con argumentos, y esta mujer no quería perdonar porque lo que había hecho su papá era muy grave, era muy malo, etc. Pero yo le señalé: “Tú solo tienes derecho de amar, Dios no te da derecho a odiar, el día que tú ames tendrás la bendición de Dios, el día que perdones de corazón tendrás el favor de Dios”.

Estos espíritus que operan en la astrología, en el espiritismo y en distintas hechicerías de los llamados dioses afro-brasileros, llamados espíritus de los viejos caboclos, que son los espíritus de los brujos de las tribus de Brasil, son espíritus que obedecen a un principado llamado pitón, que engañan a la gente. Esta mujer de la que vengo hablando me decía: “Me iba cada vez peor, pero ellos me decían que para poder salir tenía que volver a ir”; cuando volvía, le hacían unos pases, y le daban a beber más cosas. ¡Ella no podía ver que fue ahí que se había desencadenado todo! No me extraña porque el espíritu de pitón es como narcótico, que no te deja ver ni entender, fuiste una vez, te fue mal pero no sabes por qué volviste a ese lugar. Tú sabes muy bien que ese novio te golpea y no sabes por qué pero vuelves con él. ¡Es una especie de narcótico que te tiene mareado o mareada, te atiene atado y envuelto!

Ahora, fíjate que la palabra pitón, la palabra droga  y la palabra fármaco, tienen el mismo origen. Fíjate que el símbolo de la medicina es un bastón con dos serpientes, y los fármacos en la antigüedad eran las drogas que usaban los brujos, éstos utilizaban yuyos, hojas, cenizas y otras cosas, pero usaban coca o marihuana desde tiempos antiguos para entrar en trance para poder evocar esos espíritus, para que desciendan. El brujo no tiene que tener dominio propio, él tiene que estar atado en su libre albedrío, tiene que haber entregado las riendas de su intelecto, y es ahí cuando el brujo es capaz de comer materia fecal, ¡es la pura verdad! En ese momento es cuando el brujo puede violar a una mujer o puede sacrificar a una criatura, para ello necesita alcohol, necesita droga y en ese estado de tontera, de atadura espiritual, son liberados pero a la locura, son liberados al poder de espíritus demoníacos, y ya no responden por lo que dicen ni lo que hacen. Así que hay una relación muy cercana entre los medicamentos y la droga, entre la brujería y la hechicería. En algún momento de la historia, lo que se hizo científico y que tiene que ver con las drogas entró al área de la medicina y lo otro siguió por el camino de la brujería. Hay algunos médicos que para sacarse al paciente de encima le dan más pastillas y más pastillas y lo único que logran es tener a la persona como tonta, drogada. ¿Tú crees que estoy exagerando? ¡No! Los brujos siempre usaron drogas y alcohol y bajo ese poder narcótico es que operan los poderes de las tinieblas, así que existe la condición de un narcotizado espiritual y un narcotizado por sustancias. Hay personas que no necesitan la droga para estar narcotizados en su mente, en su corazón, porque ya han sido atados y no tiene luz; muchas de las ataduras que tiene la persona vienen de la niñez o han surgido por alguna circunstancia como le ocurrió a la mujer que acabo de mencionar. Es evidente que había hechicería en su familia y por consiguiente cuando fue grande entró es eso, porque dice la Biblia que el diablo anda como león rugiente viendo a quién devorar.

Ha llegado el tiempo en que a la gente le da lo mismo creer en el pulpo o en algún mono. Ha llegado el tiempo en que la gente le hace un templo a Maradona y le llaman dios. ¡Qué mal está el mundo! Yo te pregunto: ¿Qué diferencia hay entre hacerle un templo a Maradona, usar una cintita colorada o colgar una ristra de ajo? En una oportunidad me habían presentado a un entrenador de fútbol y me pidieron que lo atendiera porque era muy bueno, había ayudado a muchos y ahora que estaba mal nadie lo ayudaba. Este hombre comenzó a decirme: “A mí nadie me ha pagado bien, yo sí lo he hecho” y hablaba de lo bien que él era, y que había ayudado a muchos sin cobrar nada. Cuando él termina de hablar le dije: “Si yo fuera Dios te fulmino en este momento”. Este hombre me mira sorprendido, claro, ¡con lo bueno que era él! “¿Tú crees en Dios?”, le pregunté. “¡Siempre fui creyente!”, me responde. “¿Y entonces qué significa esa cinta colorada que tienes en la mano?” “¡Ah es por la envidia!” Le agrego: “¿Crees que si yo fuera Dios, querría ser tu Dios? Me dices que crees en Dios y te pones de escudo una cinta colorada. ¿Crees que Dios se compararía a una cinta colorada?” ¡¡Tendríamos que ponernos en el lugar de Dios para entender las estupideces que decimos y hacemos que realmente lo ofenden!!

¿Cómo podemos saber que un creyente está envuelto en un poder que lo tiene narcotizado, que lo tiene medio tonto, que lo tiene ahogado o estrangulado? Se puede ver cuando el creyente no siente que tiene el poder de Dios, no sabe cuál es la voluntad de Dios, no sabe cuáles son sus dones. ¿En qué podemos ver que el espíritu de pitón tiene estrangulado a algunos creyentes? En que el creyente no tiene fe para orar, no hay poder en su oración, el creyente es débil, y dice: “Yo no entiendo cómo Dios me ha dejado en esta posición”. ¡Es que tú lo has dejado a Dios! En algún momento no has hecho caso a su palabra, has escuchado su palabra por boca de sus siervos y la has desestimado porque te habló Dios por medio de sus siervos y es que generalmente Dios habla a través de sus siervos, y muchas veces has dicho: “Esto lo creo y esto no”.

En la antigüedad el pueblo de Dios le dijo a Moisés: “No queremos que Dios nos hable directamente porque le tenemos miedo”, porque cuando Dios habló en Sinaí, hubo temblor, fuego, espanto y ellos dijeron: “Tenemos miedo que Dios nos reviente. Más vale que vayas tú y después cuéntanos lo que Él dijo”.  Dios le dijo a Moisés: “Hace bien el pueblo en pedirte eso”, porque Él sabía que en algún momento los aniquilaba. Le dice más a Moisés: “Yo pondré mis palabras en tu boca y tú iras y le dirás a ellos lo que tienen que hacer, y el que no reciba mi palabra será cortado del pueblo”. Así que Dios no iba a hablar, sino que lo haría Moisés, pero cuando lo hacía el pueblo decía: “¡Pero éste es un agrandado, se cree que Dios sólo habla por su boca!” Un día se levantó un grupo de príncipes de Israel y le dijeron: “¿Pero quien te crees que eres? ¿Crees que sólo por medio de ti habla Dios? ¡Dios también ha hablado por nosotros! ¿Crees que eres el único ungido? ¡Todos somos ungidos acá!” ¡Se le armó una tremenda rebelión a Moisés! Y estaban metidos todos los príncipes más importantes es eso. Entonces Moisés dijo: “Bueno, mañana vamos a presentarnos delante de Dios, todos los que estén del lado de Coré apártense hacia un lado con sus familias y ganados y los que estén conmigo vengan hacia el otro lado”. ¡¡Dice la Biblia que se abrió la tierra y los tragó a todos los que no quisieron oír la palabra de Dios!!

Yo me estremezco cuando le doy un consejo a alguien y veo que lo toma tan livianamente, me entristece porque sé que la va a pasar mal. La palabra de Dios es una espada de doble filo, corta para los dos lados, o a favor o en contra tuyo. ¡No debes despreciar la palabra que has recibido de Dios a través de su siervo! ¡Dios te bendecirá y te irá bien si respetas su palabra!

 CONCLUSIÓN

¿En que vemos entonces que un creyente está enredado, asfixiado, debilitado con el espíritu de pitón? En que la gloria de Dios no se ve en esa persona, en que cuando ve a los filisteos tiembla y se estremece su corazón y le da miedo, entonces se acerca a Dios con temor. ¡Debes acercarte a Dios con fe y no con miedo! Pero cuando Dios no te contesta entonces decides arreglártelas por otro lado, y así muchas veces los creyentes toman consejos que no son de Dios, se pastorean con su propio consejo, con lo que les parece, con lo que sienten. Muchas personas desde su niñez están rodeadas de esos espíritus y hasta el día de hoy no pueden obrar milagros en el nombre de Jesús. ¿Sabes que has sido ungido por Dios para liberar a los cautivos, para hacer la obra de Cristo? ¿Sabes que Dios te ha llamado para liberar a los endemoniados y sanar a los enfermos?

Quiero terminar orando, y que junto conmigo hagas una oración de fe, de liberación y en el nombre de Jesús vamos a enfrentar a esos espíritus de pitón que envuelven y estrangulan tu vida. Tú sabes lo que tienes que hacer pero no lo haces, sabes lo que Dios te ha pedido pero nunca le has respondido. Sabes lo que Dios quiere pero dices: “Más adelante lo haré”. ¡Apresúrate a oír la voz de Dios y a obedecerla! ¡Desecha ahora mismo tus argumentos, tus pensamientos y abraza los pensamientos de Dios! El espíritu de pitón te mantiene enredado en argumentos que no provienen de Dios y no puedes decir que provienen de su palabra, ¡tú sabes que son tus argumentos!

“Invocamos el nombre poderoso de Jesús. Señor, extiende tu mano, te pedimos perdón por no haber atendido tu consejo, por haber hecho como Saúl, no hemos sabido obedecer, no hemos tenido temor de tu consejo, de tu palabra, de tus mandamientos. Señor, venimos delante de ti reconociendo nuestra debilidad, estamos asfixiados; reconocemos que hay espíritus que sofocan, que aplastan, hay espíritus que nos mantienen en el letargo. Dios de la gloria, sea hecha la luz, alumbra nuestras vidas. Padre mío, extiende tu mano y libera de toda cautividad en esta hora. Atamos y echamos fuera todo espíritu de pitón, todo espíritu agorero, todo espíritu de sortilegio, atamos y echamos fuera los espíritus de adivinación, de espiritismo, de necromancia, de magia en el nombre poderoso de Jesús. ¡Quita el letargo Señor! Cubre con tu sangre preciosa, perdona de todo pecado y libera de toda cautividad.

Señor, tú has venido a liberar a los cautivos, has venido a abrir las puertas de las cárceles, tú has venido a romper las ataduras, a deshacer las cadenas. ¡Sean liberados los cautivos en el nombre de Jesús! ¡Sean ungidos en el nombre de Jesús! ¡Que el poder de Dios descienda sobre cada vida y opere en cada persona! A ti Señor toda gloria, a ti Señor toda honra y toda alabanza en el nombre de Jesús. ¡Diablo estás atado, te echamos fuera en el nombre de Jesús y te ordenamos que sueltes las mentes, las voluntades, las emociones; suelta los cuerpos, en el nombre de Jesús! Extiende tu mano Señor, venga tu gracia. Resistimos los poderes que ciegan nuestra visión espiritual, resistimos la debilidad en tu nombre Jesús. Venga sobre nosotros tu poder y tu unción, que seamos llenos de tu Espíritu Santo, de tu gloria, de tu gracia, en el nombre de Jesús y para tu gloria, declaramos que los cautivos son libres, amén”.

¡Queremos conocerte! Déjanos tu comentario

Loading Facebook Comments ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


3 × = dieciocho

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>